Cinema Movie Posters
Idiomas

Títulos de películas con libre traducción

Seguramente te habrá pasado alguna vez que al hablar de cine con amigos de otros países no habéis reconocido una película al decir su título pero sí al contar su argumento. Ya hemos hablado en este blog de que en ocasiones, es difícil traducir a otros idiomas ciertas palabras o expresiones y que a veces incluso no existe una traducción literal. Algo así pasa en el cine a la hora de traducir los títulos de las películas. Ya sea por este motivo o porque los responsables de la traducción se pusieron especialmente creativos, algunas adaptaciones de títulos son totalmente diferentes al original, cayendo incluso en lo cómico o lo surrealista. Ésta es nuestra recopilación de títulos de películas adaptados a otros idiomas.

LOST IN TRANSLATION

Como el título de la película de Sofia Coppola Lost in translation, muchas veces nos sentimos completamente perdidos en la adaptación de ciertos títulos de películas. Incluso ésta misma, sirve como primer ejemplo ya que en ciertos países hispanoamericanos se la conoce como Perdidos en Tokio. Un ejemplo mítico es La Jungla de Cristal cuyo nombre original es Die Hard. Aunque no es exactamente la traducción literal, algo más aproximado estuvo la versión latinoamericana traduciendo el título por Duro de matar. Otra película de acción, Daylight se conoce en España como Pánico en el túnel.

Es verdad que a veces, la traducción se complica y se busca algo más sencillo para que al menos el público se haga una idea de la trama. Así ocurre con el film protagonizado por Jim Carrey y Kate Winslet Eternal sunshine of the spotless mind que en español pasó a llamarse simplemente ¡Olvídate de mí!

Aunque esto no siempre es así y como decíamos al comienzo de este post, puede ocurrir que los responsables de adaptar los títulos a otros países tengan el día especialmente creativo y algo tan simple como el título del film de animación 101 dálmatas estrenado en 1961, pase a llamarse en algunos países como México o Argentina como La noche de las narices frías. ¿Tan difícil era mantener el título original?

Otro ejemplo de fácil traducción al español es la película protagonizada por Chalize Theron y Jhonny Depp, The Astronaut´s Wife (La mujer del astronauta). Sin embargo prefirieron dar un giro al título y llamarla La cara del terror, aunque peor parado salió el título en Latinoamérica: El engendro.

Posters de películas traducidas al español

ALGUNOS CLÁSICOS

Los clásicos del cine tampoco se escapan de libre adaptaciones en sus títulos como ocurre con Sonrisas y lágrimas cuyo título original es The sound of music (El sonido de la música) aunque más surrealista es el nombre elegido en Sudamérica: La novicia rebelde. Un clásico son también la saga de comedias del actor Leslie Nielsen como Airplane o The naked gun traducidas para el público español como Aterriza como puedas y Agárralo como puedas o al sudamericano como ¿Y dónde está el piloto? / ¿Y dónde está la pistola? Esto pareció dar una marca al actor y les sucedieron otros títulos simplemente añadiendo la coletilla “como puedas”  y “¿Y dónde está…?.

La clásica comedia de los noventa Home alone, conservó su traducción literal en España (Solo en casa), no así en Hispanoamérica que pasó a llamarse Mi pobre angelito. O Tiburón, cuyo título original no es el nombre de este animal sino una de sus partes más características: sus mandíbulas (Jaws).

Posters de películas

AL REVÉS, TAMBIÉN

Pero esto también pasa al adaptar títulos de películas españolas al inglés. Tenemos ejemplos en algunos títulos recientes como Los amantes pasajeros, película de Almodóvar traducida como  I´m so excited (por el tema principal de su banda sonora), la exitosa Ocho apellidos vascos traducida como Spanish affair o La Llamada que ha pasado a llamarse Holy Camp!, un título ingenioso al jugar con la palabra holy (sagrado) que también tiene que ver con parte del argumento de la película.

Películas españolas versión inglesa

TÍTULOS EXPLICATIVOS

Otra técnica a la hora de adaptar títulos a otros idiomas es conservar el título original y añadir un subtítulo explicativo para asegurarse quizás de que el espectador entienda de qué va la película. Algunos ejemplos: Ghost – Más allá del amor, The fast and the furious – A todo gas, Frozen – El reino del hielo.

Y vosotros, ¿qué pensáis sobre la adaptación de títulos de películas a otros idiomas? ¿Deberían respetar el original o en ocasiones es bueno que se adapten al público de otro país? ¿Conocéis más títulos con adaptaciones curiosas o diferentes? Dejadnos vuestras opiniones y propuestas en los comentarios.

Sobre el autor

Adrián Lago

Soy periodista y profesor de español como lengua extranjera. Me apasiona viajar y aprender otros idiomas y siempre intento transmitir dicha pasión a mis alumnos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.